Saltar al contenido

Césped para hockey, ¿qué lo caracteriza?

Hablar de césped artificial es hablar de innovación. Hoy en día esta novedad es posible en diferentes deportes y el hockey no es la excepción. Este césped ofrece numerosas ventajas, alto rendimiento y agilidad para el juego. Este es un deporte que demanda grandes exigencias y el césped artificial para hockey lo ofrece.

Los mejores clubes y partidos de hockey de renombre nacional e internacional se juegan sobre césped artificial. Gracias a esto ha tenido una gran popularidad y demanda ya que cubre las exigencias propias del campo de juego.

Características del césped para hockey

Las características fundamentales de un campo de césped artificial para hockey son la suavidad de la superficie y la consistencia del color. Puedes elegir entre un amplio abanico de colores de césped artificial, tales como azul, naranja, rosa, blanco, marrón y, por supuesto, el verde.

Las soluciones de césped sintético para hockey se dividen en dos tipologías:

  • Césped sintético con tecnología Sandbase (a base de arena): el manto de césped artificial se rellena completamente con arena hasta cubrir casi en su totalidad  el hilado. La parte superior del hilo de césped sintético permanece en todo caso libre, para que el impacto estético se asemeje lo más posible a un campo de césped natural.
  • System Waterbase (la pelota se desplaza sobre un lecho de agua, presente en el tapiz sintético): garantiza un juego de extremo rendimiento y agradable para los deportistas de esta categoría.

Ventajas del césped sintético

El césped artificial para hockey ofrece distintas ventajas para la correcta práctica y desarrollo del juego. La superficie cuenta con el espacio adecuado para un control de la pelota preciso y pases rápidos.

Los jugadores alcanzan un amortiguamiento más cómodo y disminuye la tendencia a lesiones, al realizar un deslizamiento fuerte. La instalación de césped artificial en un campo de hockey ofrece una trayectoria de pelota previsible, unas condiciones de juego uniformes y un agarre óptimo. Todos estos beneficios lo convierten en la superficie y el campo ideal para practicar este deporte.

Del mismo modo, este césped artificial ofrece:

  • Una mejor adherencia, un control preciso y un rodaje suave de la pelota.
  • Un campo estable, uniforme y rentable.
  • Máxima capacidad de absorción de impactos y capacidad de tracción.
  • Gran durabilidad y mantenimiento de cualidades técnicas.
  • Adherencia y torsión perfectos del pie durante los movimientos del juego.
  • Poco mantenimiento.
  • En perfecto estado los 365 días del año.