Saltar al contenido

Cómo hacer un ramo de flores: trucos para sorprender con los olores de la naturaleza

Un ramo de flores despierta la pasión entre los amantes y es un detalle clásico. Pero es cierto que las posibilidades suelen ser limitadas: comprarlo en una floristería, en una tienda de barrio o en plena calle…pero, ¿y si lo haces tú mismo?

cómo hacer un ramo de flores

Cosas a tener en cuenta

Elige los colores con prudencia y sabiendo siempre la ocasión para la que se va a hacer este regalo. Escoge el tipo de flor, los colores y el equilibrio que va a tener la presentación final.

¿Qué representan las rosas? ¿y las margaritas? Los mensajes cambian en función del tipo de flor que se regala; de esta manera, lograrás dotar de un sentido a tu regalo y enviar un mensaje claro al destinatario. La tarea no termina con las flores, sino que el ramo también forma parte de la composición. Todos los elementos ornamentales, como las ramas, las cintas, los jarrones o floreros tienen que ir al unísono y presentar un mensaje único.

Paso a paso

  • El preámbulo es la selección: en este caso, lo más común es elegir entre 5 tipos de flores, de entre 3 y 6 tallos cada una y 15 tallos de follaje. Necesitarás una cuerda de esparto o “rafia” (un hilo de fibra sintética) y unas tijeras, a poder ser, de jardinería.
  • Orden de las flores: las tendremos que colocar siguiendo un orden lógico. Los colores complementarios suelen ordenarse colocándose unos cerca de otros en el espectro cromático. Los que contrastan se colocan se encuentran en los lados opuestos de esta escala cromática.
  • Lugar de ubicación: si quieres estar en todos los detalles, debes plantearte cómo quedará el ramo en el lugar donde lo ubiques, ya que la iluminación y el entorno donde se coloquen influirán sobre la estética final.
  • Factor económico: es justo que que no nos importe gastar para algo especial, pero si tenemos la información suficiente podremos ahorrar mucho y conservar la calidad que queremos para nuestro regalo.

Uno de los métodos para ahorrar en costes es comprar flores de temporada; además, el arreglo floral será más natural. Has de saber que según la época del año, las flores de temporada cambian; por ejemplo: en primavera tenemos el narciso, el lirio o el tulipán y en verano la margarita, el girasol y la zinnia, entre muchas otras.

Materiales

  • Flores
  • Ramas y hojas
  • Tijeras para podar
  • Alambre o cordel
  • Cinta
  • Papel para envolver el ramo
  • Un recipiente con agua
  • Alfileres

Proceso

Una vez tenemos todo localizado es hora de componer nuestro propio ramo de flores. Lo primero será cortar el exceso de follaje, espinas y el tallo de las flores. Estas últimas se cortan a la misma altura y se irán metiendo en un recipiente con agua para evitar que se mueran.

Escoge 4 o 5 de ellas y seca el tallo con un poco de papel; después, colócalas de manera que estas sean las que sobresalgan del ramo, para esto utiliza el alambre o cordel. Acto seguido puedes ir colocando el resto de flores formando una esfera con capas cada vez más bajas.

También puedes alternar con las ramas secas para aportar variedad al ramo. Una vez hayas terminado este proceso deberás atar el conjunto con un alambre o cuerda a unos 8 cm por debajo de las flores. Ahora, haz un nudo y corta todos los talos a la misma altura.

Como último punto, deberás cortar unos 40 cm de cinta y colocar el extremo dentro de los tallos. En ese momento puedes comenzar a envolver el ramo procurando que la cinta quede plana y tapando los tallos completamente. Cuando llegues al extremo inferior, introduce la cinta dentro de los tallos y coloca un alfiler para asegurarla.

¿Qué flores son mejores para tu ramo?

Tomar esta decisión no es sencillo y hay que tener todos los factores mencionados en cuenta. Depende de tus gustos o de los de la persona a la que se le va a regalar el ramo; además, es imprescindible que tengas en cuenta la ocasión y el tipo de flores y materiales que tengas a tu disposición.