Saltar al contenido

Cuáles son las enfermedades del rosal

enfermedades del rosal

Si estamos cuidando de nuestro rosal debemos estar atentos a las enfermedades que pueden afectarlo y debemos conocerlas bien para poder prevenirlas y en caso de que ya esté infectado, pues eliminarlas de manera correcta sin afectar el ambiente.

Enfermedades del rosal

Como bien refiere su nombre, son enfermedades que atacan directamente a las rosas cuando están en su proceso de cultivo y crecimiento. Estas son causadas por diferentes motivos, la mayoría de ellas se deben a los insectos, que al tener contacto con esta planta la deterioran.

Las producidas por hongos también se relacionan de alguna manera con los mismos insectos, sin embargo luego se van reproduciendo por su cuenta. Generalmente se alojan en los tallos, en las raíces, pero la manera de diagnosticarlas es cuando se observa el estado en que se encuentran las hojas.

Entre las enfermedades que solemos encontrar en nuestros rosales, se encuentran:

  • Roya: Se produce por un hongo, es decir, por altos niveles de humedad. Si al observar las hojas estas tienen manchas con tonos anaranjados y amarillentos, además de algunas irregularidades en la forma en la parte posterior de la hoja. Suele aparecer cuando acaba la época de lluvia.
  • Oídio: También se trata de un hongo como la roya, pero se diferencia porque las manchas que produce tanto en las hojas como los tallos, son de color blanco. Posteriormente estas partes manchadas terminan por crear un polvillo grisáceo como las cenizas. Este hongo puede secar por completo las hojas si no se controla.
  • Marssonina: Si las rosas adhieren este tipo de hongo se irán tornando con manchas de tono negruzco, afectando directamente las hojas. Se puede propagar muy rápido ya que se va formando con la salpicadura de las gotas de lluvia o del riego.

Tratamientos

enfermedades del rosal

Para cualquiera de las tres enfermedades ya mencionadas se puede utilizar un tratamiento bastante eficaz, ya que todas se generan a través de un hongo, aunque cada una con características diferentes.

Colocando en un rociador una solución de agua y leche puedes ir aplicándola por todas las hojas y de esta manera irán desapareciendo los hongos.

Prevenciones naturales

Así como tratamos naturalmente a nuestro rosal, así debe ser la prevención para que no afecte al ambiente. Te recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Aplica infusiones de ajo durante varios días a una hora en la que el sol no dé directamente en la planta. Ubica la época en la que el hongo aparece con más facilidad para que lo hagas durante esos días.
  • Si conoces la técnica del control biológico, también es una excelente opción. Esto quiere decir que fomentamos en el espacio el acercamiento de insectos beneficiosos más grandes para que se encarguen de atacar estos organismos que perjudican nuestros rosales. Por ejemplo, las mariquitas, avispas, etc.
  • Abona bien tus plantas, no abuses de la humedad a pesar de que el agua es beneficiosa para sus procesos de cultivo y crecimiento.

Cómo eliminar las enfermedades de los rosales

Ahora, si tu rosal ya está infectado por alguna de estas enfermedades, entonces es momento de actuar para eliminarlas de manera eficaz y que no vuelvan a aparecer.

El uso de jabones ecológicos disueltos en la cantidad correcta de agua es una excelente manera de eliminar los hongos que ya existen en las plantas.

Puedes utilizar también aceite vegetal que te ayude a mantener al margen que se siga reproduciendo el hongo.

Por otro lado, debes seguir abonando las plantas de manera regular, así también evitarás que tus rosas sean atacadas por insectos indeseados, como el pulgón y la araña roja, que son los más comunes en este tipo de planta.